El plagio y la reputación de una persona pública

Plagio y reputación persona públicaSin duda, una de las situaciones más embarazosas que puede vivir una persona pública es que sea descubierta habiendo plagiado, copiado o reproducido como propia una obra  que, en realidad, es de otro autor. Es difícil mantener la credibilidad frente a un descubrimiento de tal magnitud.

Se plagia para obtener reconocimiento; para conseguir que nuestro nombre sea reconocido por algo que la comunidad valora. Por la misma razón, pero a la inversa, la copia manifiesta se convierte en poderoso argumento contra nuestro buen nombre y nuestra reputación. Lógicamente, el que copia la obra de otro no espera ser descubierto, simplemente supone que nadie va a relacionar su “obra” con el original. Y resulta extraño que, en los tiempos que corren, con la facilidad de acceso a contenidos que nos proporcionan los buscadores, alguien pueda creer aún que no lo acabarán descubriendo jamás. Pues sí, todavía ocurre y en las más altas esferas. Y si no, que se lo pregunten estos días a Melania Trump, quien, en una de sus últimas intervenciones en público, ha reproducido de forma prácticamente literal algunos párrafos del discurso que su rival Michelle Obama realizó en 2008.

Comparad y juzgad vosotros mismos.