Cómo ensayar para hablar en público con naturalidad. Los 5 pasos para entrenar tus presentaciones, conferencias y discursos y asegurarte el éxito.

Cómo ensayar para hablar en público con naturalidad.

¿Te falta confianza y naturalidad para hablar en público? ¿Temes quedarte en blanco? ¿No controlas el tiempo?

Quiero explicarte una de las prácticas que los grandes comunicadores realizan obligatoriamente para brillar en sus presentaciones.

Es algo que parece simple… tan sencillo como ensayar. Pero también para esto hay técnicas. Esta inversión de tiempo tiene que ser eficaz.

El ensayo productivo es el que te permite conseguir la imagen y el impacto que deseas.

En este artículo hablo de cómo es un ensayo profesional, de cómo lo hago yo misma cuando tengo una presentación importante.

Además, y por si no me conoces de otros artículos o de mis cursos y ponencias, lo plantearé de una manera práctica y sencilla de aplicar.

Porque me gusta darte herramientas que puedas utilizar desde el primer segundo.

Por eso, si quieres estar al día de consejos, trucos y novedades, suscríbete a mi blog  y asegúrate de no perderte nada

Entremos en materia con el ensayo.

Quizás eres de los que piensan que ensayar lleva demasiado tiempo o que se puede ensayar mentalmente. Pero resulta que los grandes oradores practican el ensayo como rutina de preparación, igual que los actores. Repetir y repetir hasta quedar satisfechos con el resultado. Si no ensayas, tu público recibirá la “primera versión”. Y esta no suele ser la mejor.

Solo los inconscientes, o los que tienen un exceso de confianza en si mismos se atreven a improvisar un speech y poner en juego su imagen y su carrera profesional.

Las 5 fases del ensayo

Podemos diferenciar 5 fases en un ensayo, y todas ellas deben ser entrenadas por separado, una a una, evitando así confusiones o perdidas de tiempo innecesarias

Estas fases son:

1ª. fase: Ensayo del contenido. Explica en voz alta el contenido, acompañándote de una presentación digital u otro apoyo, si es necesario. Tómate todo el tiempo en las primeras pruebas. Corrige. Repite. Corrige. Repite.

2ª. Fase: Ensayo del contenido con control del tiempo. Mejor con un cronómetro. No te detengas hasta el final (para el cronómetro si tienes que hacer una pausa). Solo así sabrás lo que tardas en transmitir el mensaje. Si te quedas corto o te pasas de tiempo,  ajusta contenidos de nuevo.

3ª fase. Ensayo de la puesta en escena. Ahora es momento de trabajar la parte más formal: la voz, la posición del cuerpo, los movimientos, la mirada, cómo señalas la pantalla o escribes en una pizarra. Grábate y analízate. Repite hasta conseguir naturalidad y la imagen que deseas proyectar.

¿Puedo hacerlo delante del espejo?

No es la forma más aconsejable porque al prestar atención a mi imagen reflejada puedo perder la concentración en mi discurso y lenguaje, en el tiempo y en general puedo despistarme.

Yo misma, no soporto verme hablando sola.

4ª. fase. Con calma, analiza las imágenes. La pregunta clave es “¿si esta persona del vídeo fuera otro ponente… qué pensaría de él? ¿Me engancha? ¿Conecto con su mensaje y su persona? ¿Me gusta? ¿Habla de manera natural y convincente? ¿Está nervioso? ¿Se le entiende? ¿Resulta simpático?

Y a partir de aquí puedes analizar tu voz, tu lenguaje corporal y tu forma de expresar el contenido. Corrige muletillas, gestos innecesarios, movimientos nerviosos, …

Todos ellos aspectos que trato de una manera práctica y en profundidad en mi libro  La gran guía del lenguaje no verbal.

Y vamos al último paso

5 fase. Ensayo en el lugar del acto. Siempre que sea posible, es muy recomendable que lo ensayes por lo menos una vez, en el lugar del evento. Es muy importante porque te ayuda a visualizarte ya en el espacio, adaptas tus movimientos al escenario y a la tecnología disponible, etc.

¿Qué necesitas para el ensayo?

Un espacio tranquilo. No dejes que te interrumpan. Hazlo en la privacidad de tu oficina o habitación.

Cronómetro. Es imprescindible que controles el tiempo de tu intervención. Con el cronómetro puedes ir parando y reanudando. O puedes ponerte el tiempo total y hacer cuenta atrás. En muchos eventos tendrás un cronómetro grande a tus pies para que puedas gestionar el tiempo.

Ensayo Presentaciones de éxito

Calcular el tiempo es imprescindible para que la conferencia sea equilibrada y profesional.

Notas. Un mapa mental o un esquema serán muy útiles para organizar las ideas y para no perderte. Una de las claves de tu seguridad está en este guion. Hay técnicas muy eficaces que te facilitarán la vida, incluso te permitirán prescindir de diapositivas en muchas ocasiones.

Un móvil. Para grabarte en las últimas fases del ensayo. Es fundamental saber qué imagen proyectas y qué te gustaría conseguir.

Dominar tu cuerpo, tu expresión, tu puesta en escena; es lo que hace que tu charla resulte amena, motivadora, apasionada y es algo que trabajamos en el curso Lenguaje no verbal para hablar en público  con el que muchos ya han dado el paso entrando a formar parte de quienes conocen los secretos del lenguaje no verbal.

Presentaciones de éxito

La primera versión de tu charla siempre debería ser en privado, en el ensayo

Porque puedes tener un gran contenido pero echarlo a perder a base de timidez, monotonía, nerviosismo o gestos que delatan tu inseguridad.

 Los beneficios

Entonces, ¿Qué principales beneficios conseguimos con un buen ensayo?

Consolidar el mensaje y la forma de articularlo. Comprobar que es coherente, claro, ameno y adecuado a los objetivos.

Comprobar que el tiempo que estaremos hablando es el que nos han concedido: ni más ni menos.

Tener más soltura y fluidez en la expresión verbal.

Eliminar gestos reflejo y las pesadas muletillas.

Controlar mejor tu lenguaje corporal y ritmo.

Conectar más fácilmente con el público.

Ejecutar una entrada y un final excelentes, dos momentos clave en cualquier presentación.

Disfruta de tu seguridad

Muchas personas creen que es suficiente repasar mentalmente o memorizar las frases más importantes de la presentación. Pero no es así. Puedes ver mis consejos en este vídeo. Ensayar pone en marcha todos los recursos expresivos que tenemos al alcance y nos ayuda a visualizarnos en el lugar y momento real. Por ello, nos da mucha seguridad y como consecuencia, naturalidad.

Piensa que detrás de una buena comunicación hay estrategia, técnicas y habilidades. Aunque no lo parezca, los grandes comunicadores preparan sus charlas y presentaciones tanto en el fondo como en la forma.

Si los más grandes lo hacen puedes estar seguro de que es una buena inversión.

Consulta el programa de nuestro curso intensivo de hablar en público dónde te damos las herramientas para que puedas desarrollar la habilidades de hablar en público. https://www.verbalnoverbal.com/curso/curso-intensivo-para-hablar-en-publico/

Síguenos en nuestras redes, suscríbete al blog y contáctanos para lo que necesites.