Cómo conectar y convencer a través de la pantalla

Seguro que tu ya te has adaptado a la comunicación a distancia. El teletrabajo obligatorio y los eventos virtuales nos han obligado a manejar la teconología y ser capaces de relacionarnos con imágenes virtuales de nuestros clientes, compañeros o público en general. Una cosa es que lo hagamos y otra que lo hagamos bien. Una cosa es hablar ante una pantalla y otra, que el mensaje llegue y provoque los efectos que deseamos. Los expertos nos advierten de las diferencias entre la comunicación presencial y la virtual para que no nos confiemos demasiado. La  distancia física, no compartir el mismo espacio, no vernos completamente, la imagen en 2D y un sonido muchas veces distorsionado tienen sus consecuencias.

comunicacion a distancia

Estas son las 5 limitaciones que tiene la comunicación digital según Nick Morgan:

# Falta de feedback

# Falta de empatía

# Falta de control sobre tu imagen

# Falta de emoción

# Falta de conexión y compromiso

 

¿Cómo superar estas barreras?

Las 5 dimensiones de la comunicación virtual

No es sólo una cuestión tecnológica sino algo mucho más complejo. Necesitamos tener una buena actitud, tenemos que gestionar correctamente las emociones, necesitamos planificar bien las reuniones y necesitamos habilidades de comunicación específicas, que se suman a las ya tradicionales en las conversaciones presenciales.

Nuestro objetivo es conseguir desde el primer momento el compromiso de las personas conectadas, tenemos que despertar su necesidad de estar atentas a la conversación o a la conferencia. Y para ello tenemos muchas herramientas: las que nos proporciona la tecnología (aplicaciones, plataformas, formatos, etc.) y las propias de la persona que comunica (empatía, humor, telegenia, capacidad de persuasión y seducción, buena imagen, etc.).

 

En definitiva tenemos que crear el efecto: ¡No me lo puedo perder!

Como conclusión, podemos decir que el dominio de estas herramientas son clave para todos en la empresa. Porque afecta tanto a las videollamadas con el equipo, las reuniones con clientes y colaboradores, las formaciones en línea, las conferencias y todo tipo de relaciones en remoto. Hoy más que nunca tenemos que ser eficientes en nuestras relaciones profesionales. Necesitamos  liderar en remoto y mantener al equipo cohesionado y motivado, para dar conferencias impactantes y para relacionarnos adecuadamente con los clientes. La puesta a punto de tus destrezas y de las de tu equipo es una de las mejores inversiones para la productividad y para fortalecer la imagen de marca.